Guía para principiantes… viaje con niños!

Aeropuerto de Miami, USA
Roma!

Cuando propusieron en el grupo “Activa tu blog” el título de la entrada de esta semana, guía para principiantes, la verdad es que supuso un reto para mí, ya que me considero principiante en muchas cosas, y después de darle muchas, muchas y muchas vueltas al tema, creo que este puede ayudar un poco.

El primer viaje que hice con mi niña, fue un fin de semana a Elche, desde Barcelona, unas cuatro horas y algo en tren, ella tenía dos meses. Fue agradable porque viajamos en familia, su padre, la abuela, o sea, mi madre, y yo. Todo un grupo de personas a su cuidado, el viaje fue genial. Cuando son bebés tan pequeños es muy fácil, sobretodo si toman pecho, lo más aparatoso es el cochecito, pero también ayuda, porque ahí puedes cargar con todo lo necesario. Importante, cuando son tan pequeños, mejor viajar acompañada, si no es posible, no dudes en pedir ayuda a otros pasajeros y a los ayudantes del tren, avión, etc.

El Segundo viaje fue en avión, fuimos a Milano, Italia, esta vez papa+mamá + bebé de diez meses. En esta ocasión, ya no tomaba pecho, sino purés de verduras, de fruta, y biberón de leche. Se nos ocurrió que en cualquier supermercado de allí podríamos encontrar potitos para darle de comer, y solo llevamos leche y cereales, resulta que los que encontramos no le gustaban, así que estuvo cuatro días alimentándose de leche y algo de fruta. Además tuvimos que comprar supositorios en una farmacia, ya que el cambio no le sentó bien. Fue un viaje movidito, pero dentro de todo, bastante bonito.

A raíz de la experiencia, diría que sería bueno llevar los potitos que sepas que le gustan, no sé cómo funciona en el aeropuerto, pero no creo que pongan muchas pegas, también supositorios o preparados digestivos para bebés. También estuvo nerviosa durante el aterrizaje, hay que tenerlo en cuenta si se va a viajar con niños tan pequeños, no puede faltar una buena dosis de paciencia, y también saber disfrutar del camino.

Aquí os dejo un enlace con la historia de cómo entramos en los Estados Unidos de América:

http://ilovenit.blogspot.com.es/2015/09/la-increible-pero-cierta-historia-de.html

Cuando tenía dos años y medio (ya me había separado), hicimos el primer gran viaje, cruzamos el charco y nos fuimos a República Dominicana a ver a la familia. Es imprescindible que en todo momento le expliques a donde vais, cosas que vais a hacer, a quiénes vais a visitar, y contestar sus preguntas; si tiene ganas de hacer ese viaje, y lo vive como una aventura, el trayecto se hace más ameno y disfrutan más. Yo tuve la suerte de que durmió bastante, y el chico que teníamos al lado le dejó poner las piernas encima de la semana suyas. Es muy importante llevar pasatiempos para entretenerlos, ahora es muy fácil con las tablets, pero también cuentos, cartas, y papeles para dibujar. Implícate y explícales cuentos, inventa historias, juega con ellos. Cada viaje que hago con mi hija (es de ls cosas que más me gusta en el 🌎) intento que sea inolvidable, intento anclar detalles en su memoria y hablar mucho sobre ello, recordarlo y hacer que lo viva intensamente.

Al año siguiente nos fuimos a Cádiz en tren!! Una locura, pero divertida. Íbamos como de camino a la tierra prometida, la recompensa de ese día iba a ser un largo baño en el hotel. Y para ella era válida. Recuerda que cualquier cosa puede ser especial, los momentos son más que los objetos, y cada momento tiene el valor y la importancia que le quieras dar. Fue un viaje asombroso, tanto que ella no quería volver. Playa, piscina y bufete libre, además de club infantil, recuerdo perfectamente que mi niña de tres años me dijo que no quería volver a la ciudad.

Cuando tenía cuatro años hicimos un viaje a Valencia ciudad, mi mejor amiga, su hijo de año y medio, fue una semana fantástica.

http://ilovenit.blogspot.com.es/2014/10/club-de-madres-primerizas-estresadas-y.html

aquí  ⬆️dejo un enlace de lo que escribí de la experiencia del viaje, es un enlace muy divertido, me gustó mucho escribirlo.

Para los viajes largos en coche es muy importante saber que la noción del tiempo para los niños es muy distinta que la nuestra, y a nosotros nos aburre, a ellos mucho más. Aquí, además de pasatiempos, hay que armarse de comida, buena música y respetar las paradas para descansar. Recuerda que el viaje empieza desde que empiezas a planificarlo, por lo tanto, disfruta cada fase y haz que ellos disfruten. No les tomes en cuenta las pataletas, mal humor o malas caras que hagan por culpa del cansancio, y sobretodo, mucho diálogo. Hazles visualizar el destino y crea en ellos emociones positivas.

Cada edad tiene sus pros y contras, planifica cada viaje según tus posibilidades y necesidades, recuerda que no todo debe ser perfecto, y recibe los imprevistos como parte interesante del viaje, sé positiv@ para que puedas transmitir esa sensación de calma y seguridad que ellos siempre necesitan.

Si eliges hotel, incluye el desayuno, suel ser tipo bufet libre, así cuando sales por ahí ya han tomado una comida fuerte, tranquilamente, no olvides comprar agua, zumos y algo de fruta para picar entre horas.

No tomes como excusa a los niños para no salir de viaje, ya sea al pueblo o a otro país, déjate llevar por el espíritu aventurero y descubre el mundo con ellos, crecen demasiado deprisa, pero esos recuerdos perdurarán para siempre.

 

¡¡Buen viaje!!

3s comentarios

Dejar una contestacion