soñé contigo, cuando menos lo esperaba…

Te voy a contar una cosa, hoy  me he despertado romántica, si, más de lo normal, una ternura extraña me ha invadido los sentidos, más de lo normal.

Estaba yo durmiendo tranquilamente, de repente empiezo a soñar:

Estaba en el metro con un grupo de gente conocida, hasta aquí todo normal, entre risas y bromas se despide una parte del grupo -hasta mañana, que vaya muy bien- dos besos mua mua.

Seguimos otros tres hablando y riendo, estábamos en un andén de esos de transbordo, yo me quedaba allí, y dos marchaban a buscar el otro tren, se despide uno mua mua, y cuando te tocaba a ti despedirte, me miras a los ojos, con una mano me tomas la mano, con la otra me apartas el pelo de la cara, me acaricias la mejilla y me besas… Todo pasó muy de prisa, me sorprendió tanto que me quedé ahí, con el corazón derretido por ese beso cálido y húmedo, aunque lo que más me sorprendió fue la naturalidad con la que correspondí al beso, bueno, a los besos, porque después del primero, nos miramos y sonreímos con la mirada, en sintonía, una sintonía que ya teníamos porque somos amigos, y yo nunca te había visto de otra manera, hasta anoche.

Sonreímos y ahí nos quedamos, llegó el metro, bajaba gente y subía, y nosotros ahí paralizados por el encuentro, era increíble que después de este tiempo de conocernos sucediera esto.

Recuerdo que cuando me sonó el despertador, primero pensé, ahora no! Por fin  nos hemos “encontrado”, y cuando ya estaba despierta pensé, vaya, mi vida onírica es más interesante que mi vida despierta.

Ojalá que no leas esto, ni siquiera sabes que tengo un blog, y es uno de esos sueños que no sabes si prefieres que se haga realidad o no, sea como fuere, desperté con un buen sabor de boca, gracias a ti.

No deseo cambiar la forma en la que te había visto hasta anoche, no quiero que mi subconsciente me engañe, o quizás soy yo quien intenta engañar al subconsciente, da igual, porque tu amistad para mí vale mucho más que un beso aislado, por cálido y húmedo que sea, prefiero tenerte conmigo como amigo, con quien reír, con quien jugar, con quien salir y disfrutar, que permitir que un beso exprese todo cuanto callamos, porque no estoy segura si ambos callamos lo mismo.

Aun asi, yo ya lo he vivido, que me quiten lo bailao.

Buenos días corazones y feliz inicio de semana! 

Dejar una contestacion